Inicio Ecuador Despenalización de la homosexualidad, una lucha que no termina

Despenalización de la homosexualidad, una lucha que no termina

Compartir

Tomado de: CDH

La lucha contra la discriminación por orientación sexual en el Ecuador ha representado una importante bandera para las personas LGBTIQ+, no solo por el entorno social estigmatizador sino también frente a las impunes prácticas institucionalizadas de violación a los Derechos Humanos. Los escuadrones volantes en el régimen de León Febres Cordero representaron para la diversidad sexual un sistema de abusos, torturas y desapariciones forzadas a causa de su orientación sexual e identidad de género.

Era 1997 y la Asociación de Mujeres Trans Coccinelle y FEDAEPS en articulación con varios activistas, inician una recolección de firmas para declarar la inconstitucionalidad en contra del art. 516 del Código Penal en el que se tipificaba a la homosexualidad como un delito, lo cual vulneraba los Derechos Humanos y criminalizaba a la población sexo género diversa.

Los derechos sexuales son derechos humanos universales, sin embargo hasta el año 1997 en el Ecuador, las relaciones sexo afectivas entre personas del mismo sexo eran penalizadas con prisión de 4 a 8 años. Legalmente la población LGBTIQ+ eran consideradas como criminales.

Es importante destacar que las mujeres trans, lesbianas y bisexuales fueron las principales protagonistas de la despenalización de la homosexualidad del 97. Ellas son parte fundamental y clave en los avances legales que se alcanzarían desde allí hasta en la actualidad a favor de la población LGBTIQ+ en el Ecuador, pese a sus logros, aún se mantiene una deuda histórica con este sector de la diversidad sexual.

Posterior a la despenalización de la homosexualidad en el país, la participación activa de grupos LGBTIQ+ abrió paso a la consolidación y a la creación de espacios seguros y de incidencia política.

Califica este contenido

0 / 5. 0

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here