Inicio Ecuador EVITAR UN FRAUDE CONTRA YAKU ES EVITAR UN LEVANTAMIENTO POPULAR

EVITAR UN FRAUDE CONTRA YAKU ES EVITAR UN LEVANTAMIENTO POPULAR

904
0
Compartir

Después del encuentro “fortuito” entre el presidente subrogante de la Conaie y el candidato presidencial del correismo en pleno proceso electoral y con agenda de por medio, al mejor estilo de una contra propaganda y un acto de traición a sus hermanos, bien vale recordar que esta fruta ya venía podrida desde antes. Me refiero a que Jaime Vargas, a quien casi nadie conocía antes de octubre de 2019, es quien puso al frente del Consejo Nacional Electoral a Diana Atamaint, quien para sorpresa de muchos no representa a Pachakutik en esa institución, a pesar de que alguna vez fue diputada de esa agrupación política y más bien se convirtió al final del gobierno de Correa en consejera de la Conferencia Plurinacional e Intercultural de Soberanía Alimentaria, COPISA, es decir era o ¿sigue siendo un alfil del correismo en el organismo electoral?

Lo cierto es que tras bastidores en el transitorio Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, CPCCS, liderado por el desaparecido Julio César Trujillo, Jaime Vargas gestionó su acercamiento al gobierno de Lenin Moreno y cobró cuota de poder poniendo a Atamaint como vocal y posterior presidenta del CNE, incluso por encima de la candidata de Pachakutik y del consejero Luis Macas que propuso para la función electoral a Cecilia Velasque, quien perdió su postulación.

El sueño de Jaime Vargas al tener al frente del Consejo Nacional Electoral a Atamaint  habría sido, entonces, cumplir el sueño de un binomio: Jaime Nebot-Marcelino Chumpí. El sueño contra natura entre el Pachakutik y el social cristianismo, que por supuesto solo puede darse en la mente de un oportunista.

Lamentablemente no todos los dirigentes de la gloriosa Conaie son líderes históricos ni taitas consecuentes con sus principios y las aspiraciones de sus Pueblos y Nacionalidades, y aunque duele reconocer que los intereses personales, la desobediencia a las decisiones colectivas y el oportunismo también están presentes en estas instancias, lo grave es la desconfianza sembrada en las acciones futuras del CNE, en donde se asegura continúan trabajando los mismos funcionarios y asesores del correista inefable, Juan Pablo Pozo, responsable y corresponsables del apagón que cambió los datos y dio como ganador de las pasadas y polémicas elecciones al ex vicepresidente de Rafael Correa; Lenin Moreno.

Por propios errores y omisiones de los vocales del CNE liderado por Atamaint  cosechan ya su propia desconfianza en la organización del proceso. Se especula incluso que podría provocarse un fraude en contra de Yaku Pérez para pasar a segunda vuelta a Lasso y Arauz, a pesar de que no contaran con los votos y el respaldo popular necesario.  Sobre el tema el candidato de Pachakutik ha mostrado reiteradamente su desconfianza y el temor de que su amplio respaldo electoral en las urnas sea burlado en los escrutinios.

Los delegados del movimiento Pachakutik para controlar el proceso electoral no cuentan aún con las satisfacciones del caso sobre la seguridad en el conteo, preocupan las lagunas y posibles puertas traseras del software del CNE, no hay garantías sobre la cadena se seguridad y custodia de los datos, así como inquieta sobre todo el impedimento de que existan delegados del Pachakutik y otros partidos políticos en los sitios centrales de conteo o con acceso a los datos electorales en tiempo real, para no recibir datos con intervalos de retraso de 15 minutos o más en la información, en los que se podría provocar un temido fraude electoral.

No se escucha hasta el momento la intervención de los técnicos de la Escuela Politécnica Nacional para realizar una auditoría y un seguimiento del Software de escrutinios del CNE, mediante el que se darían a conocer los primeros resultados oficiales de los comicios la misma noche del 7 de febrero.

De darse un intento de fraude o al menos indicios de que se podría haber concretado un petardo en contra del candidato de las Nacionalidades y Pueblos, a nadie le cabe la duda de que podría reeditarse un fenómeno social de protesta, como los que vienen aconteciendo en América Latina, protagonizado por quienes encarnamos la alternativa electoral de Yaku Pérez del Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik. Un escenario de rebeldía popular se daría ante tal desastrosa pretensión que daría al traste con cualquier gobierno ilegítimo, encaramado por el poder oligárquico neoliberal o progresista de los grupos económicos que controlan una precaria dominación social.  Por ello quienes están tentados a realizar un fraude en contra de Yaku, con las encuestadoras pagadas que difunden mentiras y crean un ambiente favorable a sus intereses, mediante datos y números sin credibilidad que ponen a Lasso y al candidato del correismo como favoritos para pasar a segunda vuelta, excluyendo a quien dispone de la más amplia intención de voto como es Yaku Pérez. Un fraude con la cobertura de los grandes medios de comunicación y con políticos corruptos tentados a traicionar la voluntad popular, deben saber y pensar en la posibilidad de que no podrán arrebatar una victoria electoral, que de no ser reconocida editará por primera vez un gobierno que nació en las calles y vuelve a ellas para exigir respeto a sus decisiones.        

Por el momento el único candidato que puede derrotar al correismo, al banquero socialcristiano y las maniobras de las encuestadoras, los grandes medios y el CNE es: 

Yaku Pérez, razón suficiente para no desperdiciar el voto el próximo 7 de febrero.

Califica este contenido

0 / 5. 0

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here