Inicio Covid El quédate en casa de los sin casa

El quédate en casa de los sin casa

877
0
Compartir

A partir de este fin de semana 16 de las 24 provincias del Ecuador se mantienen en un confinamiento que busca desacelerar la curva de contagios de COVID-19 y descongestionar los servicios hospitalarios que se encuentran al borde del colapso.

Durante esta medida que rige para más de la mitad del país y la cual según reporte de las autoridades ha sido incumplida por más de un centenar de personas solamente en la Capital, y que incluye la restricción de movilidad, así como otros derechos, salen a flote las desigualdades sociales que en una sociedad injusta como la ecuatoriana son abismales.

Mientras algunos nos quedamos en casa con lo estrictamente necesario o con ligeras comodidades o al menos con los servicios básicos garantizados, como acceso a internet, energía eléctrica, agua potable y sobre todo un techo que nos proteja de las inclemencias del clima, otros han debido pasar este tiempo en las calles.

Solamente en Quito habitan ente 8.000 y 10.000 personas en situación de calle según el Patronato San José, esta población está integrada por personas en condiciones de vulnerabilidad como personas adultas mayores, con discapacidad, en condiciones de movilidad humana y con consumos problemáticos de alcohol y sustancias.

Esto ha sido evidenciado por el creador visual Eduardo Patricio Hidalgo, durante el primer fin de semana que se cumple con restricciones de movilidad en Ecuador.

Las imágenes que fueran compartidas en redes sociales han causado gran impacto y han puesto en la mesa de discusión la necesidad de que además de realizar planes que permitan disminuir los contagios, se desarrollen iniciativas en las que las personas que habitan las calles cuenten con espacios para poder resguardar su integridad.

Hoy más que nunca se vuelve indispensable la solidaridad con la población en condiciones de vulnerabilidad, muchas de las personas que se encuentran en situación de calle están en tránsito hacia países vecinos (movilidad humana) y de ellos un gran número ni siquiera cuenta con la documentación necesaria para regularizar su situación migratoria lo que hace más difícil que reciban asistencia de los organismos encargados.

A esto se suma el rechazo de la población hacia las personas en situación de calle por considerar que atentan a la seguridad ciudadana, sin conocer cada una de las historias que quienes se encuentran viviendo en las calles tienen para contar, muchos de ellos lejos de sus familias, abandonados, otros con niños, todos con un común denominador, la pobreza y discriminación de un sistema injusto donde muchos pasan en su casa con todas las comodidades mientras el quédate en casa para ellos significa rogar para que no llueva mientras ven la ciudad vacía bajo un puente.

Foto: Eduardo Patricio Hidalgo
Foto: Eduardo Patricio Hidalgo
Foto: Eduardo Patricio Hidalgo
Foto: Eduardo Patricio Hidalgo
Foto: Eduardo Patricio Hidalgo

Califica este contenido

4.8 / 5. 4

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here