Inicio Misceláneo La UNE imponente y altiva

La UNE imponente y altiva

110
0
Compartir

Años han debido pasar para volver a vivir una movilización de importante magnitud dirigida por la Unión Nacional de Educadores.

Miles de maestras y maestros colmaron las calles quiteñas, acompañados de un radiante sol que abrigaba a las delegaciones de la costa, sierra y amazonía que habían llegado desde muy temprano al parque El Arbolito, lugar histórico de la lucha popular.

La dirigencia encabezando la marcha que con gran alegría ocupaba alrededor de 10 cuadras de la avenida 6 de Diciembre en la capital ecuatoriana, las consignas, la algarabía, el entusiasmo, era respaldado desde balcones y ventanas a su paso, los conductores en señal de apoyo sonaban las bocinas de sus autos y con un puño en alto desde las ventanas apoyaban al magisterio.

En la Corte Constitucional, acompañados de asambleístas comprometidos con la lucha de los maestros y maestras, demandaron que dicho organismo califique la constitucionalidad de la LOEI lo que permitirá que el magisterio nacional tenga mejores condiciones para continuar formando a los niños, niñas y jóvenes de la Patria.

Imposible no conmoverse al ver a miles de maestras y maestros, fue emocionante sin duda encontrarme con docentes que en las aulas nos enseñaban la ciencia pero en las calles lo más importante, la lucha por alcanzar mejores días para los pueblos.

No pude dejar de saludar a muchos profes, de la escuela, de los varios colegios en los que estuve y algunos más a los que la vida y la lucha nos juntó, me siento enormemente orgulloso de ser hijo de maestros y de saber que la bandera de la UNE ha sido un referente desde que cuando niño acompañaba a mis padres a las movilizaciones.

Es increíble que hasta hoy no haya llegado un gobierno que se comprometa con la educación de las futuras generaciones, seguimos culpando a maestros y maestras de los resultados de un sistema educativo caduco que no ha contribuido al desarrollo del país porque los gobernantes de turno no han querido invertir en la educación a pretexto de que está politizada y no se que más muletillas que han repetido toda la vida.

Las calles seguirán siendo el escenario de esta que es la más importante enseñanza que un maestro puede dejar a sus educandos, los derechos se conquistan luchando, sin mendigar absolutamente nada, con el puño y la bandera en alto, con la firme convicción de que luchando también se está educando.

Califica este contenido

5 / 5. 4

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here