Inicio Cultura Inti Raymi, celebración milenaria de los pueblos y nacionalidades originarios del continente...

Inti Raymi, celebración milenaria de los pueblos y nacionalidades originarios del continente Abya Yala

Compartir

Por: Rene Herrera

El Inti Raymi “Ceremonia sagrada del Sol”, su origen se refiere a los “inicios del imperio de los incas en el Cusco – Perú, aunque también tiene especial relevancia en el norte andino del actual Ecuador” (Condori, 2015). Desde sus orígenes el “fundamento básico de esta celebración de los pueblos indígenas de los Andes es el culto al Sol” (El Universo).

Según, Cachiguango G., señala que los elementos gravitantes de esta celebración son la posición geográfica y astronómica de los pueblos localizados en los altos Andes, cerca o en plena latitud cero del planeta, en concordancia a los ciclos agrícolas de siembra y cosecha que practicaron los pueblos andinos hace siglos en base a sus estudios y conocimientos en relación al movimiento del Sol y la Luna.

En el Ecuador el 21 de junio de cada año, inicia la celebración del Inti Raymi que realizan desde Otavalo en el norte, hasta Cañar en el sur, se “congregan por varios días, en agradecimiento a la Pachamama (Madre Tierra) por haberles dado los granos que se cosechan en este tiempo” (Gavilan 2014).

Es tal contexto, la celebración inicia con el Armay Chishi (baño ritual), cada 22 de junio, durante el solsticio, la gente de las comunidades indígenas se va a las fuentes (nacimiento de agua), ríos y cascadas sagradas, este proceso significa la purificación espiritual del ser humano – runa, la recuperación de energías y la revitalización de la relación con la Madre naturaleza.

Una vez concluido el baño ritual se sirve los alimentos, bebidas y bailes con movimiento solar (Circulo de izquierda a derecha o viceversa), donde se resalta un líder a quienes se suele llamar AYAWMA (Líder espiritual), este ser de carácter mitológico significa el espíritu de la montaña que baja hacia las comunidades para acompañarlos durante la celebración.
Finalmente, los danzantes zapatean en modo circular, para así invitar a la Pachamama a participar de la ceremonia, para que recupere sus energías vitales y esté lista para empezar un nuevo círculo agrícola.

Califica este contenido

5 / 5. 3

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here