Inicio Ecología Persecución a defensores de la naturaleza en Esmeraldas

Persecución a defensores de la naturaleza en Esmeraldas

Compartir

Tomado de: La Raíz

Siete defensores de la comuna Barranquilla de San Javier, ubicada en el cantón San Lorenzo, Provincia de Esmeraldas, enfrentan una demanda millonaria interpuesta por la empresa palmicultora Energy & Palma S.A. del grupo empresarial La Fabril.

La demanda asciende a 320.000 dólares y surge por la resistencia pacífica de los comuneros que exigen a la palmicultora que se retire de sus territorios comunales y repare los daños por la tala del bosque del Chocó y la contaminación de la tierra, los ríos y el aire.

Barranquilla de San Javier se constituyó como comuna en el año 1997. En el año 2000 se le adjudicó su título de propiedad comunal de 15000 hectáreas, al amparo de lo dispuesto en la Ley de Comunas y en los derechos colectivos reconocidos en la constitución y en el convenio 169 de la OIT.

Las y los comuneros iniciaron la defensa de su territorio ancestral desde el momento en que la compañía empezó a ejercer sus supuestas facultades como propietarios al iniciar procesos de deforestación agresiva en el bosque del Chocó.
La comuna se ha visto gravemente afectada debido a que sus fuentes de sustento, relacionadas principalmente con el bosque, han desaparecido luego de la deforestación provocada por la compañía para reemplazarlo con el monocultivo de palma.

Hoy la empresa utiliza el sistema de justicia para amedrentar, intimidar y hostigar a las y los defensores con el propósito de que la comuna Barranquilla renuncia a la reivindicación de su territorio y a la defensa de sus bosques y ríos.
Al mismo tiempo, busca desmotivar la lucha por parte de otras comunidades aledañas, con quienes también mantiene conflictos como la comunidad de Uimbi y La Alegría.

Frente a esta situación, la Alianza de Derechos Humanos, exige al Estado Ecuatoriano, que de acuerdo con la Constitución y con el Acuerdo de Escazú, tratado internacional ratificado por el país, respeten y garanticen los derechos colectivos, al derecho a la protesta y a la resistencia pacífica y proporcionen un entorno seguro para las y los defensores de Barranquilla.

Asimismo, demanda que se desestime la acción civil que judicializa las acciones de defensa y tome las medidas necesarias para la remediación y restauración de los derechos de la naturaleza para que se repare integralmente los derechos colectivos que han sido afectados, y se restituya el territorio a la comuna.

Dato: Las empresas madereras y palmicultoras han arrasado con el 90% de los bosques primarios de la Costa ecuatoriana bajo la tutela del Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica de Ecuador.

Califica este contenido

0 / 5. 0

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here