Inicio Ecuador ¿DÓNDE ESTA EL RUMIÑAHUI HUMANO, PRÓSPERO, PARTICIPATIVO Y MODERNO, QUE OFRECIÓ CONSTRUIR...

¿DÓNDE ESTA EL RUMIÑAHUI HUMANO, PRÓSPERO, PARTICIPATIVO Y MODERNO, QUE OFRECIÓ CONSTRUIR WILFRIDO CARRERA?

Compartir
Con este rimbombante título, la entonces candidatura del profesor Wilfrido Carrera, a la alcaldía de Rumiñahui, registró en el Consejo Nacional Electoral, su plan de gobierno para el período 2019-2023.

En pocas palabras planteaba su visión de desarrollo, con un enfoque integral, para alcanzar el bienestar colectivo, sobre la base de un modelo de desarrollo económico, social y ambientalmente sostenible, con productividad, infraestructura, calidad de vida y equidad.

Esta visión de desarrollo, pretendía cambiar el cantón Rumiñahui, para convertirlo en próspero, potenciando los servicios municipales, implementando un sistema de comercialización en mercados modernos que respeten las condiciones de salubridad, higiene y competitividad; resaltando a la vez que, el eje de su gestión sería el ser humano, los sectores de mayor vulnerabilidad de la población, para generar mejores condiciones y calidad de vida…

Uno de los ejes del supuesto desarrollo es el denominado Productividad y Competitividad, con el cual se lograría generar prosperidad mediante una economía productiva, competitiva y diversificada. Para ello, plantea la propuesta de establecer un centro de acopio de productos de primera necesidad, que ayude a la conformación de un sistema de comercialización de productos limpios y costos competitivos.

NI SISTEMA DE COMERCIALIZACIÓN, NI MERCADOS MODERNOS

Han pasado más de dos años de la administración de Wilfrido Carrera y a riesgo de equivocarme estoy seguro que nada de esto ha cumplido. El cantón no tiene un sistema de comercialización, no cuenta con mercados modernos y menos aún existe un centro de acopio de productos, siendo que la principal actividad en la que se ocupa la población Rumiñahuense es el comercio al por mayor y menor con 7.949 que representan el 9.949% de las principales actividades, según el censo del año 2010, esto sin tomar en cuenta al comercio informal; es indudable que, al cabo de once años, esta cifra y porcentaje tuvieron un significativo incremento.

LA OPROBIOSA ORDENANZA

El 21 de julio del 2020 se aprobó por unanimidad la ORDENANZA SUSTITUTIVA DE MERCADOS Y PLATAFORMAS MUNICIPALES DEL CANTÓN RUMIÑAHUI, misma que hasta la fecha ha generado un conflicto social en la plataforma César Chiriboga, que, por ahora, ha sido resuelto por la municipalidad haciendo uso violento y desproporcionado de la fuerza (destrucción, desalojo y despojo de casetas), lo que obligó a que los comerciantes firmen una acta transaccional para retirar las casetas, demostrando que el alcalde y concejo municipal se hayan quedado sin argumentos técnicos, jurídicos y sociales para defender la cuestionada Ordenanza 015-2020.

AUSENCIA DE DIÁLOGO DIRECTO Y PROPUESTA DE REFORMAS

Por más de un año se viene solicitando un diálogo directo entre el alcalde y los comerciantes, pero no ha sido posible. A pesar de aquello, la nueva Asociación de Trabajadores Autónomos Luchadores de la Plaza César Chiriboga, viene liderando el debate y tiene una propuesta de reformas a la citada Ordenanza, que entre otras cosas se destacan las siguientes:

Considerar como antecedentes históricos al comercio como parte del desarrollo humano integral del cantón Rumiñahui, con presencia de productos agro biodiversos y conocimientos ancestrales, culturas y saberes que garantizan la Soberanía y Seguridad Alimentaria.

Considerar el Artículo 325 de la CRE, sobre los Trabajadores Minoristas que lo hacen de forma autónoma como ACTORES SOCIALES PRODUCTIVOS en concordancia con el Art. 76 de la Ley Orgánica de la Economía Popular y Solidaria.

Considerar el Artículo 428 del COOTAD, sobre la responsabilidad municipal de establecer ESPACIOS DIGNOS para garantizar el comercio y las ventas populares.

Reconocer el Artículo 73 de la LOEPS, sobre el comerciante minorista como parte de las UNIDADES ECONÓMICAS POPULARES; así mismo que se respete el Artículo 133 respecto a la inclusión de Planificación y presupuesto anual para impulsar acciones para el FOMENTO, FORTALECIMIENTO, PROTECCIÓN Y DESARROLLO DEL COMERCIANTE MINORISTA.

Plena vigencia de la LEY ORGÁNICA INTEGRAL PARA PREVENIR Y ERRADICAR LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES, que en su Artículo 5 sobre las OBLIGACIONES INELUDIBLES DE PROMOVER, PROTEGER, GARANTIZAR Y RESPETAR LOS DERECHOS HUMANOS DE LAS MUJERES QUE TRABAJAN EN LA PLAZA CÉSAR CHIRIBOGA, a través de la ADOPCIÓN DE MEDIDAS políticas, legislativas, judiciales, administrativas, de control y de cualquier índole.

Que se reforme el Artículo 5 de la Ordenanza 015-2020 y se incremente los días y horarios de trabajo de la Plaza César Chiriboga de martes a domingo de 06h00 a 18h00, de conformidad con el Artículo 66 numeral 5 de la Constitución sobre DERECHO A LA IGUALDAD Y NO DISCRIMINACIÓN, conforme lo hacen las grandes cadenas de alimentos asentadas en el cantón Rumiñahui.

Que se agregue un artículo en el que se destine los ingresos anuales por PATENTES, ARRIENDOS Y TICKETS DE USO DE PLATAFORMAS MUNICIPALES para obra civil, capacitaciones a comerciantes y planes de equipamiento de mobiliario y mejoramiento de las existentes. También que se agregue un capítulo sobre DERECHOS DE LOS COMERCIANTES MINORISTAS entre otros, RESPECTO DE SU FORMACIÓN, CAPACITACIÓN Y PROFESIONALIZACIÓN PERMANENTE en los diferentes procesos de la actividad comercial.

Que se aclare y modifique la disposición general cuarta en la parte que se refiere a que «… la indicada feria municipal no volverá a instalarse en los espacios públicos del Centro Histórico de Sangolquí…», por cuanto la ambigüedad de esta disposición ha ocasionado la presencia de intereses económicos privados sobre los intereses de la comunidad, sin ser precisa y expresa.

Que se agregue una disposición general en la que se indique que la Plataforma “Plaza César Chiriboga” al ser parte del patrimonio histórico, económico con presencia de productos agro biodiversos y saberes ancestrales que al garantizar la Soberanía y Seguridad Alimentaria de la comunidad, tiene como destino principal la comercialización de productos relacionados con estos elementos.

Que se agregue una disposición transitoria que indique que por haberse presentado un problema social causado por la municipalidad al haber permitido por décadas la presencia de “casetas” como sitios de trabajo en la Plataforma “Plaza César Chiriboga” y por respetar el orden Jerárquico de la Constitución, principios como el de legalidad, irretroactividad de la Ley y última ratio de la potestad sancionadora del Estado, se anularán las multas y procesos administrativos sancionadores en contra de comerciantes de la Plataforma “Plaza César Chiriboga”; y, que las casetas se mantendrán en su lugar hasta que el municipio presente y ejecute un plan de desarrollo debidamente presupuestado que garantice el derecho al trabajo conforme el Art. 326 numeral 5 de la Constitución. (Lo resaltado, con ciertas modificaciones de forma, corresponde a la propuesta presentada por la Asociación Luchadores de la Plaza César Chiriboga al señor Concejal Dr. Marco Llumiquinga, Presidente de la Comisión de Producción, Servicios y Salud del GADMUR, con fecha 16 de junio del 2021).

DE LA PLAZA DE FERIA, A LA PLAZA CÍVICA

Dudo mucho de que la administración municipal, encabezada por Wilfrido Carrera y su cuerpo edilicio den paso a las reformas planteadas. Por más que pretendan rasgarse las vestiduras, no tienen la decisión política de reformar la Ordenanza 015-2020; esto confirmaría que está de por medio intereses particulares (del club de los notables), con el fin de implementar un proyecto segregacionista para reemplazar la plaza de feria, por una plaza cívica, dejando en la indefensión y vulnerabilidad a cientos de comerciantes que paulatinamente abandonarían el espacio, debido a que la plataforma municipal no permite desarrollar sus labores y actividades comerciales en un ambiente adecuado y propicio, que garantice su salud, integridad, seguridad, higiene y bienestar.

LA ORGANIZACIÓN Y RESISTENCIA CONTRA EL DESALOJO

La resistencia en favor del derecho al trabajo ha tenido diferentes expresiones. Se han realizado asambleas generales, reuniones de trabajo, plantones, marchas, carteles, hojas volantes. Con dignidad y firmeza se ha frenado tres intentos de desalojo violento de las casetas. Se ha acudido a la Defensoría del Pueblo, al Consejo de Participación Ciudadana, a la Asamblea Nacional, a la Corte Provincial de Justicia. Varias organizaciones se han solidarizado con la causa de los comerciantes. Esta lucha tuvo la impensable partida del dirigente histórico de los comerciantes Don Mario Pillajo.

Esta lucha también parió a una nueva Asociación de Trabajadores Autónomos con el firme propósito de agrupar a los comerciantes en la defensa de sus derechos. La historia de la Plaza se sigue escribiendo con lágrimas y a la vez con coraje, con esa impotencia que se siente al ser engañados por una autoridad que ayer decía que va a respetar sus derechos, pero que de manera vil y cobarde organizó el operativo desalojo con alrededor de 200 efectivos, aquel viernes 06 de agosto de 2021.

ENTRE DEMANDAS Y NECESIDADES

El Arquitecto Fernando Carrión Mena en su libro Ciudad, memoria y proyecto, que es una recopilación de Textos Urbanos, en el artículo Gobiernos locales y demandas ciudadanas en Quito y Guayaquil (publicado originalmente en 1994), manifiesta lo siguiente: “La situación es más difícil por la legitimidad del poder local en su conjunto y de su constitución por la vía electoral. Las campañas electorales que tienden a construir demandas e identidades relativamente importantes y progresistas, ni bien concluyen con un resultado electoral que define un grupo en el poder, se inicia el desencanto y disolución de las demandas. Con ello se pierde condiciones de gobernabilidad y de legitimidad. De esta manera, las identidades que se definen alrededor de necesidades y/o reivindicaciones, son un factor adverso tanto a la construcción como a la satisfacción de las demandas sociales.”

La administración de Carrera no podrá romper la lógica de un modelo de desarrollo comercial “notablemente” elitista y discriminatorio. El gran poder económico y político viene acentuándose en nuestro cantón de forma agresiva; éste influye y penetra en la esfera seccional y marca las pautas en el comercio. Solo así se puede entender que un mercado y plataforma municipal tengan 5 y 3 días para sus actividades, hasta las 16h00, mientras tanto los grandes centros comerciales y supermercados funcionan todos los días de la semana, hasta las 22h00.

WILFRIDO CARRERA EL ALCALDE MENOS VOTADO EN TODO EL PAIS, PERO SIGUE PRIMERITO EN EL MEDALLERO DE LA MENTIRA

El Rumiñahui humano, próspero, participativo y moderno que algún momento soñó Carrera, se desvanece con el pasar de los días y meses. Ya no tiene tiempo para rectificar, ya es tarde. Hacerle más daño al comercio popular, afectado por la crisis económica, social y agravado por la pandemia, no es de humanos (ni de cristianos).

Ninguna de sus ofertas de campaña las ha cumplido. El cantón no cuenta con un modelo de gestión participativo e inclusivo, la atención al ciudadano no garantiza un trato humano de calidad y calidez, no existe auditoria social menos aún la comisión anticorrupción, no se han generado planes y programas a favor de microempresario y artesano, no se optimizan los procesos de otorgamiento de patentes y permisos, no contamos con un plan integral de convivencia y seguridad ciudadana, tampoco existe la tecnología como recurso para prevención y coacción de los delitos, se han disminuido el desarrollo de actividades culturales, no se han creados bibliotecas ni centros populares de investigación, el déficit de vivienda ha aumentado, poco o nada se hace para la gestión para la construcción de un nuevo hospital zonal de especialidades, de una plataforma de servicios públicos, no existe plan piloto de cambio de la red pública de alcantarillado ni del agua potable, no se gestionan procesos de descontaminación de ríos u quebradas, no se controla ni regula las emisiones de gases vehiculares ni de fábricas, no se ha dotado de material pedagógico digital al tercer años de bachillerato fiscal, entre otros.

La administración del burgomaestre Carrera, es a las claras una demostración de que “lo que mal empieza, mal acaba”; vale recordar que ganó la alcaldía con apenas 9.546 votos, que en porcentaje de votación significó el 14.64%, siendo el alcalde menos votado en todo el país.

Le recuerdo al alcalde Carrera que la revocatoria de mandato es un mecanismo de democracia directa que permite a las electoras y electores terminar democráticamente el mandato a las autoridades de elección popular antes del período para el que fueron elegidos. La Ley Orgánica de Participación Ciudadana establece que una autoridad puede ser revocada por tres motivos:

Incumplimiento de plan de trabajo (propuestas, planes y programas que la autoridad se comprometió a ejecutar en caso de ser electa y que adjuntó a la ficha de inscripción de su candidatura);

Incumplimiento de disposiciones legales relativas a la participación ciudadana (impedir o limitar la participación ciudadana en asambleas, cabildos, rendición de cuentas, silla vacía, etc.);

Incumplimiento de las funciones y obligaciones establecidas en la Constitución de la República y la ley correspondiente a cada una de las dignidades de elección popular (dichas funciones y obligaciones se encuentran en la Constitución 2008, en el Código de la Democracia, en el COOTAD y en la Ley Orgánica de la Función Legislativa).

La mayor cantidad de solicitudes que han terminado en un proceso de revocatoria han sido por incumplimiento de disposiciones legales relativas a la participación ciudadana, por ejemplo: por no permitir el uso de la silla vacía; en definitiva por no garantizar la democracia directa que es aquella en la que los ciudadanos pueden participar directamente en los procesos de toma de decisiones políticas, ya sea para aprobar o rechazar normas o leyes, ya sea en la formulación, ejecución, evaluación y control de las políticas públicas y servicios y en la fiscalización de los actos del poder público.

Las presentes y futuras generaciones de Rumiñahui, van a recordar a WC como el cuentero y sepulturero de la Plaza César Chiriboga.

Califica este contenido

3.3 / 5. 3

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here